Editorial, Mundo, Sociedad

La responsabilidad del “chisme” en la generación 2.0

by @jotaposta

La Sociedad avanza. La tecnología nos absorbe en cada segundo.  La información es “bombardeada” desde todos los ángulos. Twitter, Facebook, Instagram, todas las plataformas sociales son una autopista por donde circulan todas clases de noticias.

Aquí nace entonces un dilema. No existe “peaje” que corte esa autopista informática y filtre, de alguna forma, la veracidad de lo que se cuenta.

Estas noticias apócrifas funcionan como antaño lo hacia el “chisme”. Olvidemos por un momento la calidad o la veracidad de un chisme, de cualquier chisme. El acto de chismear y contar noticias lo hacemos los humanos desde los tiempos de los cavernícolas: nos hacía sentir parte de la tribu, nos hacía compartir información que era a veces indispensable para nuestra supervivencia.

En la actualidad el chisme ha mutado.  Ahora se trata de “Compartir” una noticia o posteo en Facebook, y así entonces logramos “viralizar” (por todo el “barrio online”) una noticia totalmente falsa o, como se llama en la jerga de los bits,  los fakes.

De esta forma, grandes nombres de la historia que ya no están en este mundo para refutar lo presentado, circulan en la firma de frases que jamás dijeron, pensaron o intuyeron.

Así nos encontramos, por ejemplo, con Albert Einstein “hablando” de Dios, el Mal y el Bien,  con conceptos ajenos a lo que realmente el científico alemán alguna vez expreso.  En tanto, la frase “las mujeres educadas raras veces hacen historia” fue atribuida a infinidad de mujeres: Marilyn Monroe, Eleanor Roosevelt, Anne Boleyn. Cuando lo cierto es que la  escribió Laurel Thatcher Ulrich en uno de sus ensayos. Tampoco acaso Pablo Picasso ni Steve Jobs son los autores de” Los buenos artistas copian, los grandes artist122529_net_airjordan1as roban”, pues esta frase  viene ya de finales del siglo XIX.

Lo que antes se hacía en el café, la peluquería, o la vereda de las casas, ahora queda supeditado un solo “click” en el botón adecuado para dar por seguro encuentros entre personalidades que nunca se sucedieron.  ¿Quién no ha visto a Lennon compartir un momento a pura guitarra con el “Che” Guevara? O “El detrás de cámaras de una producción de National Geographic” donde al parecer un grupo de camarógrafos sale corriendo ante la “presencia” de un oso?  Incluso a JFK abrazado íntimamente con Marilyn Monroe.  Pues bien, cabe decir que todas esas fotos (y otras tantas) son falsas. Producto de montajes, sacadas de contextos o con referencias inexactas.

Ni  hablar de las Noticias propiamente, que son completamente falsas. Solo por nombrar alguna podemos mencionar al “Hacker argelino que dono millones robados de un Banco al África y murió con una sonrisa”. Una verdad a medias, pues si bien el muchacho ha cometido esos delitos, lo cierto es que aun no fue sentenciado, no hay registros de esas donaciones y el ejecutado se trata del iraní Majid Kavousifar tras asesinar al juez Hassan Moghaddas en Agosto 2005.

Mentira también la historia del inmigrante Abdou Diouf: jamás  alojo en Instagram los momentos de  de  su viaje desde Senegal hasta España.  O la supuesta venganza de un alemán, que tras su divorcio, cortó en dos absolutamente todos bienes que tenían como pareja y los puso a la venta en eBay.  Todo se resumía a una campaña de marketing para recordar a las parejas sobre la utilidad de un contrato prenupcial generada por una asociación legal en Alemania.

En un  mundo cada vez más tecnológico, es menester generar responsabilidad a la hora de compartir todo tipo de material. Antes cabía al periodismo la idea de “verificar la fuente”, pues hoy cada ciudadano es testigo de “sus propias” noticias. Influyen, paulatinamente cada vez más, en el armado de la “realidad de su entorno”.

Sin llegar al extremo de pensarnos el actor principal de “El ruido del trueno” de  Bradbury, lo cierto es que un “click” puede cambiar la perspectiva de nuestro futuro cercano, si no lo ejercemos con responsabilidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s