Editorial

“Discapacidad” en las formas. El gran problema de la gestión Macri

by @jotaposta

Desde la llegada al poder el Gobierno de Mauricio Macri inauguró una forma de tomar decisiones basada en lo que coloquialmente podemos llamar “prueba y error”. Cuando la medida generó cierto repudio en la opinión pública no tuvo pudor en retrotraerse. Vale aclarar que aquella posibilidad de emendar el “error” contenía cierto aval en sus inicios al entenderlo como una nueva modalidad política de “poder remediar y no morir en la terquedad”.

El primero que se recuerda es el nombramiento de dos jueces -Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz- de la Corte Suprema por decreto y salteando al Congreso. El caso iba a ser denunciado por su inconstitucionalidad, pero el Gobierno dio marcha atrás a tiempo y los pliegos después fueron aprobados.

Algo similar ocurrió con el aumento de tarifas anunciado en enero del 2016. Fue presentado el incremento de la luz y el gas, antes de ser tratado en audiencias públicas como establece la ley. Desde el Gobierno aventuraron que el porcentaje “fue poco escalonado”. Tras la presentación de múltiples amparos, la Corte los obligó a que hagan las audiencias y el Gobierno tuvo que reconocer el error.

Ya más acá en el tiempo, aparece uno de los últimos grandes retrocesos de la gestión Macri: la disposición del cambio de los feriados del 24 de marzo y el 2 de abril. Desde el sillón de Rivadavia se los había decretado como móviles, con el supuesto fin de mejorar el turismo, pero las críticas de los organismos de derechos humanos hicieron dar marcha atrás con la medida.

Parecen demasiados “errores involuntarios” si se tiene en cuenta el poco tiempo de gestión. Resulta curioso que un equipo que tiene a Jaime Duran Barba detrás, orquestando cada paso, cada latiguillo en la campaña, incluso guionando hasta el beso final del debate entre Macri y su esposa, no recaiga, ya con el poder en las manos, en estos groseros yerros y los anticipe, los prevenga.

¿Cuántos actos fallidos pueden ser permitidos como “involuntarios” sin caer en el pensamiento de que son adrede? ¿Hasta qué punto puede llegar a entenderse a los mismos como “errores” y no estrategias elaboradas que salieron mal? ¿Cuál es el límite en los que estas “pruebas y error” dejan de tener licencias y pasen a ser falencias a la hora de gobernar?

La matriz oficialista a la hora de defender estas posturas fue, en todos los casos, la argumentación de que la intención era “recalcular”, “redistribuir”, “controlar”, “reorganizar” la situación afectada, pero acaso ¿Pueden perdonarse, por más valerosas que sean las metas finales, las formas que se utilizan para ejecutar la acción?

discapacidad-y-pobreza.jpg

Sin dudas el paso más en falso que dio el Gobierno se sucedió en los días pasados, con la quita masiva de pensiones a miles de Discapacitados. Una vez más, con la reacción a flor de piel de los damnificados y la sociedad en su conjunto, la medida se paró en seco.

A modo de defensa Guillermo Badino, presidente de la Comisión Nacional de Pensiones Asistenciales del ministerio de Desarrollo Social que conduce Carolina Stanley intentó justificar el nuevo tropiezo con la poca feliz frase de que “una persona con síndrome de down no es sujeto de derecho de esta pensión, Puede trabajar si lo deseara”.

Resonaron otra vez las palabras “reacondicionamiento”, “revisión”, “reorganización” pero como en todo este tiempo de gestión esos términos llegaron tarde. Aparecieron detrás de la medida. El intento de explicación precedió a la acción y ese es el problema fundamental.

Es complejo y singular describir lo que vive una familia que tiene a su cargo una persona con discapacidad. Se torna difícil trasladar al papel las horas de angustia, de maltratos, de impotencia, de poca solidaridad, de burocracia absurda con la que se lidia en lo cotidiano cuando se tiene la responsabilidad de cuidar a alguien que sufre alguna enfermedad y/o trastorno. Carece el diccionario de adjetivos para acompañar la descripción de los pesares que se sufre en determinadas situaciones, de lo “cuesta arriba” que parece todo el camino en algún momento.

Por ende se deduce como absurdo el tratar de que esa persona entienda la quita de lo que en definitiva es un derecho que tiene. Es inadmisible dejar en desamparo a ese ciudadano, más allá de la promesa de “devolver” el dinero si se comprueba su condición de tal.

Rozando lo inhumano en lugar de chequear una por una las (supuestas) irregularidades optaron primero por cortar las ayudas y después ver qué pasa en cada caso. Nunca se pensó en el “mientras tanto” de ese argentino afectado.

Cabe recordar que es primordial tarea del estado velar por el bienestar socioeconómico y de salud de todas las personas, principalmente aquellas que padecen cualquier tipo de incapacidad. Algo que pareciera no tenerse en cuenta.

La insensibilidad que aflora a la hora de ver el accionar en algunos casos del actual gobiernos es, cuanto menos, alarmante. Porque se puede entender la idea final de tener mejor control de los recursos que brinda el Estado, a los efectos de una mejor redistribución de los mismos. Pero lejos, muy lejos, queda aquella premisa cuando se examina la forma de ponerla en práctica. Aparece entonces una incapacidad terrible: la de las formas. Este gobierno es incapaz de comprender las formas de dar un mensaje y transmitir una directiva. Queda más que en evidencia que carece de todo tacto y cintura política para ejecutar acciones que rozan la sensibilidad social.

Serán las próximas Legislativas la prueba de fuego de Macri & Compañía para detectar si su ineficacia en la comunicación (aquella que fue tan efectiva en la previa) sigue siendo tomada por el conjunto de los argentinos como “errores involuntarios” o si por el contrario, son vistas como el accionar real de alguien que fingió ser otro en la campaña. Tendrá el pueblo el poder de decidir si estas equivocaciones y sus “arrepentimientos” provienen de la buena fe y de la inexperiencia, o son el resultante de una estrategia planeada, elaborada y ejecutada, que no salió como se quería.

Editorial, Sin categoría

Lousteau Abrió la “grieta” de Cambiemos

Lousteauu

By @jotaposta

Se acercan las Elecciones Legislativas y lejos de pasar tiempo de zozobra, en el oficialismo existe una interesante encrucijada. La reciente renuncia a la Embajada de los Estados Unidos de Martín Lousteau y su regreso al país hace ruido y obliga a Cambiemos a una discusión interna donde todos parecen tener un grado de sensatez en su postura, pero acaso lejos esta, al parecer, una concordancia en la decisión final.

Cambiemos no quiere problemas

Está claro que el partido oficial, sobre todo su génesis “Pro”, tienen entre “ceja y ceja” las futuras elecciones. Ganarlas es el gran reto o al menos hacer una muy buena elección. Apoderarse de las Cámaras Legislativas y afianzar los lazos estables con la mayoría de la sociedad son los dos pilares fundamentales que se inquieren. Una derrota implicaría poner en jaque una soñada reelección en 2019, y dejaría minado el campo para seguir andando. Es por ello que lo menos necesitan (o quieren) es que se erosione desde el interior del partido la situación.

En este contexto la posibilidad de abrir internas es casi nula. En los pasillos de la rosada pensar en que alguien por fuera del “riñón” Pro, en este caso Lousteau, pueda salir victorioso es un arma de doble filo, sobre todo si se tiene presente que la intención del ex embajador es aspirar por la Ciudad, la que casi le arrebata a Larreta allá por 2015 en un reñido Ballotage.

Visto desde la vereda de Cambiemos, es entendible que lo que menos se necesita son asperezas internas que puedan, indirectamente, darle “letra” a la oposición para que puedan posicionarse en mejores esferas políticas.

Lo cierto es que la estrategia del Gobierno es disputar las elecciones porteñas con una lista única de candidatos a la Cámara de Diputados encabezada por Elisa Carrió. La jugada contradice el espíritu de Cambiemos, una coalición nacional que nació en primarias y que exportó el modelo a la mayoría de las provincias.

Carrió le soltó la mano

Mientras la rivalidad entre Larreta y Lousteau se vuelve cada día más explícita, Elisa Carrió hace tiempo se cotiza y estira su definición sobre desde dónde intentará renovar su banca. Si bien la diputada se podría presentar como candidata por la provincia de Buenos Aires, Rodríguez Larreta pretende que lo haga desde la Ciudad de Buenos Aires, dentro de una especie de Cambiemos reducido al PRO y la Coalición Cívica, sin la participación de la UCR.

En sus ya comunes apariciones televisivas, Lilita dejó en claro que quien otrora fuera su As de Basto, está lejos hoy de convencerla. Con duras frases, intenta despejarse del joven político: “¿Lousteau? Ni pienso, ni hablo, ni me interesa”. Además de tildarlo de “mezquino” fue contúndete con su parecer “Yo ya lo enfrenté. Quiso ser diputado, fuimos a una interna y a los dos años se fue. Se le ofreció la embajada y ahora no sé a qué vino, a disputar qué. Estamos tratando de sostener la república”.

Está claro que la líder de la CC no tiene intenciones de enfrentarse, en unas posibles PASO, con el ex embajador, y que sus aspiraciones electorales la ven sola y sin laderos, al menos, hasta el momento.

Lousteau por adentro o por fuera

La última arista de este interesante debate, es la posición de Martin Lousteau. Está claro que su objetivo final es la alcaldía de la Ciudad y que no piensa menguar en su decisión de ser candidato en las futuras Legislativas.  Conocedor del apoyo que tiene del sector de la UCR que compone Cambiemos, busca de manera retórica que el Presidente retroceda con su idea, y apunta a la ideología “Yo creo que la alternancia en el poder es sumamente importante. El PRO en Capital ya lleva 10 años y al tratar de romper Cambiemos lo que tiene en la cabeza Rodríguez Larreta es que el PRO esté 16 años. Pero cambiar las reglas de juego para perpetuarse me parece lo contrario a ser republicano. Cambiemos nació de una PASO entre sus tres fundadores; la interna está en su ADN” y reitera su pedido en cuanta entrevista aparece “Yo lo único que pido es que haya PASO. ¿Qué es esto de que tenemos un instrumento en el cuál hacemos participar a la ciudadanía y ahora le decimos que no?”.

Tampoco parece descabellado lo que plantea el ex ministro de Economía del FPV. Lo difícil acaso parece es lograr un consenso entre posturas tan legitimas como dispares.

¿Qué sucedería si Cambiemos finalmente se rehúsa a las PASO? La intención de Lousteau entonces será enfrentar por fuera las elecciones. Se podría decir que “abandonaría” el partido. Pero a la luz de la verdad, es justo decir que el economista nunca estuvo dentro. En las elecciones de 2015 enfrentó a Rodríguez Larreta y no formó parte de Cambiemos a nivel nacional. Su partido en la Ciudad, ECO, es opositor al PRO del jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta en la Legislatura. Y si bien Ingresó al oficialismo cuando Macri le ofreció ser embajador en Washington, acaso nunca se “empapó” de lleno con las intenciones del partido.

Al respecto en sus declaraciones, Lousteau, es preciso “Si expulsan al radicalismo porteño de Cambiemos, cosa que me parece un disparate porque es destruir Cambiemos en un distrito clave, voy a ir por afuera.”

Queda esperar entonces, a medida que los plazos para inscribir las posibles alianzas llegue a su fin, si esta “grieta” que se abrió en el seno de Cambiemos, puede achicarse, amenguarse o si se torna irrecuperable. Y, claro está, será cuestión de esperar los resultados de las Legislativas para ver qué consecuencias puede llegar a tener, a nivel Nacional, este malestar interno, que por ahora, se torna complejo de digerir.

Editorial, Efemerides en Detalle

El Transito, Un Problema de Todos

by @jotaposta

Los fríos números de las estadísticas confirman que, como consecuencia de los accidentes de tránsito, en la Argentina mueren 21 personas por día; durante los últimos 20 años se contabilizaron 150 mil víctimas fatales, solo en 2015 hubo 7.472 muertos en todo el territorio Nacional.

En una atroz metáfora podríamos decir que equivale a una caída de un avión de pasajeros semanal, en la cual mueren unas 130 personas cada vez.

tran5

Quizás la ausencia de “impacto” visual en las tragedias (Se suceden de a una, de a dos, o de a tres) hace que los muertos en accidentes de tránsito no tenga la misma repercusión que los aéreos.

Existe también una tendencia entre los ciudadanos, basados en la trágica cotidianidad de los hechos, que tiende considerar los infortunios terrestres como “lejanos”, creyendo que son cosas que les ocurren “a otros”.  Fácilmente comprobable basta con entender que son pocos los que al subir a un automóvil experimenta el miedo que muchas veces se siente al despegar dentro de un avión.

Pese a que las razones son varias, la principal causa de muertes por accidente en el país es la velocidad. Muchos ciudadanos consideran que no van rápido a 120 Km. /h, cuando a más de 90 Km. /h un vehículo es cada vez menos gobernable. A mayor velocidad, mayor es la distancia que se necesita para detener el vehículo; más graves serán las consecuencias ante cualquier falla mecánica, el reventón de un neumático, una mala maniobra del conductor o cualquier imprevisto que se presente en el camino.

tran4

En las ciudades los motociclistas constituyen otro espectro de riesgo en las calles y rutas.  El exceso de velocidad, la falta de uso del casco protector (la mayoría de las veces se los lleva colgando del brazo), la falta de respeto a las señales de tránsito (semáforos, contramano) son la sumatoria de una lista de muertes y accidentes sobre 2 ruedas.

Otro dato que resulta inquietante: desde la Asociación Civil “Luchemos por la Vida” manifestaron que se registran más muertes por accidentes de tránsito que en manos de delincuentes, pese al alto grado de inseguridad que existe en la actualidad.

tran3

Si nos trasladamos a Latinoamérica, la situación es igualmente alarmante: Este tipo de muerte es la primera en menores de 35 años, y la tercera para las que se encuentran entre los 30 y 44 años de edad. La inseguridad vial provoca, en la región, cerca de 130.000 muertes al año, unos 6 millones de heridos y centenares de miles de personas con alguna discapacidad.

Por último, a nivel mundial durante el último cuarto de siglo, países como Suecia, Holanda o Estados Unidos han reducido los decesos por estas causas entre un 30 y un 60%. Incluso España, que tiene una idiosincrasia similar a estas latitudes ha logrado un declive en sus estadísticas del 81%.

tran2

La pregunta es entonces ¿En que se falla para no poder lograr avanzar ante este longevo y nefasto problema?

Como en casi todos los niveles donde las dificultades parecen no tener soluciones, los factores causantes de éstas son varios.

En principio es notable la falta de política de seguridad vial. Los controles en rutas o calles no son los suficientemente efectivos, y aun menos las sanciones impuestas.

Existe un grado de impunidad que lleva al pensamiento de “no pasa nada” y genera así un círculo vicioso dificultoso de abolir.  Los semáforos no se respetan, los cinturones de seguridad casi no se usan, los cascos con los motociclistas escasean, se exceden los límites de la velocidad y en casos severos todavía aun existe quienes conducen luego de haber ingerido algún tipo de bebida alcohólica.

tran1

Sucede, como en otros casos, que si el ciudadano promedio es consultado a nivel general está  de acuerdo con las multas económicas, el sistema de puntuación en el registro de conducir y los controles de alcoholemia. Pero cuando pasamos de lo macro a lo micro, la situación cambia. Al momento de pagar uno la multa, hace todo para evitarlo.  Incluso realiza acciones que van contra las normas viales: Esquiva los controles policiales, estaciona donde no debe, pasa semáforos en amarillo, evita el uso del casco, revisa el celular al conducir, cruza la calle a mitad de cuadra y no por la senda peatonal, se superan autos en rutas o autopistas durante un curva y un largo de etcéteras que hacen compleja la situación.

Bajar los altos porcentajes de muertes depende entonces, principalmente, de un factor primordial: empezar a respetar la ley. Concientizarse y trabajar desde lo individual, para que naturalmente se produzca un contagio general.  Usar los cinturones, que los chicos viajen en sillas especiales, respetar señalización, velocidades, usar cascos, dar prioridad a peatones, cruzar calles y avenidas por los lugares correspondientes, son los aspectos que se deben corregir para poder dejar de lamentar muertes innecesarias.

transito

En el marco del Día Internacional de Victimas de Transito, es menester que reflexionemos sobre estos nefastos números de nuestra realidad, y lo sencillo que puede ser el revertir esta situación si todos, en conjunto, tomamos conciencia y desde nuestro día a día, actuamos en consecuencia.  Porque como dicen el viejo proverbio “si se puede evitar, no es un accidente”.

Editorial

“TROPEZAR CON LA MISMA PIEDRA” EL GRAN DILEMA DE LOS GOBIERNOS ARGENTINOS

by @jotaposta

Existe un viejo proverbio que vaticina que es acaso el hombre, el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra. Sera el político argentino acaso el mejor ejemplo de ello. Tiende en lo particular a dejarse llevar por una nebulosa de existimos aparente que lo deja, casi siempre, al borde de las cuerdas. Pocos son los que, atestado el golpe en la mandíbula, pueden reacomodarse.

Durante los últimos 12 años del Kirchnerismo se sucedieron dos conflictos sociales interesantes, que fueron manejados de manera diversa.  El primero fue en el 2004. Néstor Kirchner transitaba los primeros años de su Gobierno cuando  sintió mover la sólida base que supo construir frente irrupción de la figura de Juan Carlo

kir
Gentileza La Nacion.com

s Blumberg. El empresario devenido en político llenó la plaza de mayo en demanda de una seguridad inexistente que, entre otras, se había llevado la vida de su hijo Axel. Pero el presidente entonces movió ágilmente su muñeca, sumó su voluntad al pedido, y si bien aquel reclamo esta en veras (aun hoy) de ser saciado, políticamente no dejó que Blumberg lo corriera del rol del líder.

Años más tarde, cuando Cristina Fernández comandaba el “Sillón de Rivadavia” emergía el denominado “Conflicto con el Campo”.  En aquel entonces las cuatro organizaciones del sector empresario de la producción agro-ganadera en la Argentina (Sociedad Rural Argentina, Confederaciones Rurales Argentinas, CONINAGRO y Federación Agraria Argentina), tomaron medidas de acción directa contra la Resolución nº 125/2008 del Ministro de Economía Martín Lousteau, que establecía un sistema móvil para las retenciones impositivas a la soja, el trigo y el maíz.

La maniobra política fue diferente: Careció el gobierno de tacto al imponer restricciones sin antes palpar el ánimo, las reacciones posibles y el pensamiento de los productores con un dialogo previo.  Sufrió, mas tarde, de lentitud para aplacar un estado de situación que se prevenía denso, demorando el “stand bay” de las medidas y llamando a una mesa de negociación. Aplicó desmesurada e innecesariamente bravura en un discurso que, antes de apaciguar, avivo las aguas. Recién cuando el “repicar de cacerolas” en las marchas de protestas y el vacío de góndolas tocaron fondo el gobierno pareció comprender los errores y se prestó a la charla con las entidades agrarias. Tarde se logró comprender en las esferas del poder que “negociar” la aplicación de las restricciones era un signo de habilidad

cris
Gentileza Compartiendo Mi Opinion.com

política y no de enflaquecimiento de poder.

Entusiasmado quizás con la mayoría que lo catapultó a la  presidencia, el actual mandatario Mauricio Macri, pone en evidencia el ejemplo con el que inicia este relato y amaga con caer de bruces al suelo. Apenas tomo posesión del poder, se sucedió en la provincia de Jujuy la detención de la Dirigente Social Milagro Sala, acusada de instigar a cometer delitos de sedición, supuestamente por organizar una protesta (un acampe de manifestantes) en la Plaza Belgrano de esa provincia que habría entorpecido la circulación.

Éste acto activó de manera inmediata el descontento en gran parte de la sociedad, organismos de Derechos Humanos, Organizaciones Sociales e incluso el Papa Francisco dejó un claro mensaje al mandarle de regalo a la cárcel un rosario.

Bajo el políticamente correcto discurso de que el Gobierno Nacional no tiene intenciones de afectar la independencia del Poder Judicial de Jujuy, pero dejando un claro trasfondo político, Macri ha impuesto su voluntad reacia a “ceder” y mostrar acaso “debilidad” ante un referente que siempre estuvo bajo la bandera del Frente para La Victoria.

La dirigente de la organización Túpac Amaru y también diputada del Parlasur lleva más de 200 días presas y una huelga de hambre en medio del proceso.

En los últimos días se dio a conocer un reclamo por parte del Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria de la ONU en donde refiere un “llamamiento urgente” para que el gobierno de Mauricio Macri tome posición sobre la detención Milagro Sala.

El organismo manifestó que “no existen elementos legales para justificar la prisión preventiva” y a su vez insta al gobierno argentino a optar por dos opciones: o libera a la dirigente detenida o justifica por escrito su negativa a hacerlo. Si se inclina por la segunda opción, habilitaría a que el Grupo de Trabajo se expida sobre el caso.

La ONU realizó la declaración tras la presentación de Amnistía Internacional, el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) y la organización Abogados y Abogadas del Noroeste Argentino en Derechos Humanos y Estudios Sociales (Andhes).

Las organizaciones acusan a las autoridades argentinas de no garantizar a Sala un juicio justo e imparcial. También denuncian irregularidades en el proceso penal, así como violación de la presunción de inocencia y de la libertad personal.

Como contrapartida desde la presidencia desoyen este pedido dejando a la luz acaso una sensación de que esta puja sobrepasa el tema Sala y se encasilla en una “pelea personal” de ostentación de poder.

 

msala
Gentileza Aires de Santa Fe.com

En esta línea desde el gobierno de Jujuy, a cargo de Gerardo Morales, se trató de desacreditar el dictamen: el fiscal de Estado de esa provincia, Mariano Miranda, dijo que ese pedido “no es vinculante” y “ni siquiera es una recomendación” de la ONU, sino la “opinión de un organismo técnico dentro de un procedimiento especial del Consejo de Derechos Humanos”.

Desde la ONU el Grupo de Trabajo fue contundente: no solo solicitó que sea inmediatamente liberada, sino que además refirió a que se investigue la violación de sus derechos y que el Estado informe como va a asegurar que estos hechos no vuelvan a repetirse.

En contrapartida el Gobierno local argumenta que Sala ya no está detenida por el acampe en la plaza sino por otro tipo de hechos de corrupción graves. E incluso se argumenta que existen razones como para considerar que la dirigente tiene que continuar detenida, dado que era líder de una organización que manejó políticamente una provincia, lo que hace suponer que pueda entorpecer los procesos judiciales.

Sin dudas el litigio continuará y estará en la “muñeca política” de Mauricio Macri el saber distinguir hasta que punto será conveniente mantenerse firme en esta postura que, intuye, denota seguridad y firmeza. Sera su labor poder leer los “ánimos sociales” a tiempo para no hacer de este accionar un boomerang que se vuelva “enemigo” y amenace con talar parte de la solidez que le dieron los votos de Diciembre. Sera, en otras palabras, su olfato político el que le permita actuar y bien sobrepasar el litigio cono supo hacerlo Néstor Kirchner, o acaso ser preso de ese obstinado orgullo que alguna vez padeció Cristina Fernández. Sólo él tiene la respuesta y ser la excepción a la regla general, o un simple humano más que tropieza con la misma piedra en forma reiterada.

Editorial, Politica

Analizamos el lenguaje corporal de Donald Trump y Hillary Clinton: ¿Qué dicen los candidatos a la Casa Blanca cuando sus palabras callan?

by @jotaposta

Sin dudas una de las noticias más trascendente en materia política del año es la carrera presidencial en los Estados Unidos. Quien será el sucesor de Barack Obama es toda una incógnita, y los perfiles contrapuestos de ambos contrincantes, Hillary Clinton y el multimillonario Donald Trump, suponen un condimento extra para esta interesante puja.

El representante republicano ya ha trascendido en la historia por sus directas y repudiables frases con respecto a temas de inmigración, igualdad de género e inseguridad entre otras. Lejos de ganar la partida fácilmente, la mujer del ex primer mandatario Bill Clinton, ha sufrido en su contra la acusación de filtrar información sensible para la seguridad del país vía correos electrónicos.

La opinión de los norteamericanos está dividida. Las diferencias entre ambos son escasa y cada acto, cada discurso, cada aparición ante los medios, hacen que esta fluctúen constantemente, aletargando aun más el suspenso.

Hace poco menos de un mes llegaron a la instancia del Debate Público. Allí “cara a cara” cada candidato argumento y dio a conocer su proyecto político tanto en materia económica, como así también en el aspecto social, seguridad, salud, política externa e inmigración, entre otros.

En esta oportunidad

sala
Foto Gentileza “HCC Integral”

la intención es poder analizar a cada uno desde una óptica diferente. Trataremos de descifrar que dicen cuando los que hablan no son las palabras justamente, sino sus gestos.

 

El Director de la Agencia “HCC (Hablando Con el Cuerpo) Integral”, Marcelo Ricardo Sola, especialista en el estudio del comportamiento corporal de las personas, asesor de Ceo de empresas, Docente y Capacitador en el área, entre otras especialidades, realizó un minucioso estudio del desarrollo del debate televisado, conferencias de ambos candidatos y fotografías oficiales tomadas por los equipos de campaña.

De esta forma pudo llegar a interesantes conclusiones. Dice el profesional “Las características que refleja Hillary Clinton al estudiar no solo su postura, sino sus gestos y movimientos, nos deja entrever que se trata de una mujer segura, confiada. Es enérgica y meticulosa, precisa, pero acaso también disciplinada. En cada instantánea o en los videos se puede observar que cuando su rival se esta expresando adopta una postura de observación. Ella asiente y escucha. Sus ambas manos están dentro del atril, en todo momento, esto da la pauta de que se trata de alguien que está seguro de lo que quiere comunicar”.

f4

Siguiendo con la representante Demócrata, Sola analiza también su estilo al comunicarse “Sus gestos, sus formas de comunicar son contundentes, le dan forma a un discurso congruente al hablar”.

f1

La posición que adopta uno u otro en respecto al atril, es un factor que el analista tiene en muy en cuenta: “Es diferente en el caso de Donald Trump. Si observamos detenidamente, siempre una de sus manos esta sujetando el atril. Denota inseguridad al comunicar. Esto además es acompañado con gestos altaneros, desafiantes”.

f3.jpg

El empresario ahora devenido en político parece, según la mirada experta de Sola, que no solo demuestra tajantemente su ímpetu con lo que dice, sino además lo afirma con su cuerpo “su manera de mirar y su postura da cuenta de alguien que se siente superado respecto a los otros, del tipo de personas que creen que se las sabe todas”.

f2En esta línea, el especialista en comunicación no verbal, deja traslucir cierta paradoja “toda esa arrogancia en su ser, contiene a su vez una dosis de inseguridad, se lo nota dubitativo en momentos de su discurso y ansioso”.

Por último deja una fotografía que es digna de ser analizada. Se trata de un saludo entre ambos, pero la mano de Trump esconde toda una frase:

saludo-trump

“En la foto del saludo es claramente visible el hecho de que Trump es dominante e influenciador” describe Sola y continua “El dedo índice de la mano derecha por sobre la muñeca de Hillary indica poder, el querer abarcar más que lo que tiene o puede. Un rasgo típico de un ser oportunista, aquel que se aprovecha por demás de las personas, un controlador, que le gusta el control el manejo de todo”.

Sin dudas, las manos, el cuerpo, las miradas dicen más de uno que acaso nuestras propias palabras. Marcelo Sola lo explica sencillamente “El lenguaje no verbal o lenguaje corporal es, inclusive más importante que lo que se dice con los labios. Ya que son estos gestos y posturas los que dan o no sentimiento y validez a nuestras expresiones verbales”.

Así entonces, podemos tener una perspectiva diferente de que nos dicen, cuando las palabras se callan, los candidatos a gobernar uno de los países más poderosos del orbe. Una mirada diferente, una análisis que escapa a lo cotidiano. Una forma de comprender si lo que está escrito en sus discursos, es mera literatura o si realmente se condice con lo que expresan de manera instintiva y natural, sus gestos, sus posturas, sus miradas.

Los Gestos y las Posturas se pueden apreciar tambien durante el video del Debate Presidencial:

Editorial

11 Octubre de 1492. El ultimo dia en Libertad de los Pueblos Originarios.

by @jotaposta

Pese a estar ya en pleno S XXI, pese incluso a que  Las Naciones Unidas abolieron el término raza en 1959 por carecer de todo valor científico y por servir solamente para incentivar el odio entre los hombres de distintas culturas. Todavía en nuestros días los manuales de Historia de los Colegios, las publicaciones para niños y niñas, incluso gran parte de los académicos siguen considerando el 12 de Octubre como el “Día de la Raza”.

Más aun, todavía hoy se refieren al hecho como “El Descubrimiento de América”. Esta definición no solo conlleva un carácter euro céntrico según el cual las cosas y los seres comienzan a existir cuando entran en contacto con los representantes del “viejo continente”, sino que además omite que lo sucedido en 1492 fue contundentemente una invasión europea al continente americano, iniciada cuando un comerciante aventurero, que navegaba en busca de un “atajo” para llegar a las Indas, tropezó con éste, un continente maravilloso donde los hombres vivían en libertad y en armonía con la naturaleza.

aztecas.jpgEn esos momentos ni Colón y menos aun los reyes tenían la menor noción de haber “descubierto” un nuevo continente. En sus mentes aun persistía la idea de que habían llegado al Asia.

En sus Diarios Don Cristóbal dejó de manifestó que estaba seguro de haber llegado a las India, aunque se asombraba de no toparse con los clásicos mercaderes chineos, sino con gente “muy bella y pacífica” que tomaba las espadas por el filo por desconocer las armas de guerra” tal sus propios reportes.

No obstante, estos “mareados” marineros se “vieron con derecho” a apropiarse de estas tierras y sus habitantes. Continua escribiendo el almirante: “Son la mejor gente del mundo y sobre todo la más amable, no conocen el mal –nunca matan ni roban-, aman a sus vecinos como a ellos mismos y tienen la manera más dulce de hablar del mundo, siempre riendo. Serían buenos sirvientes, con cincuenta hombres podríamos dominarlos y obligarlos a hacer lo que quisiéramos”.

Pues así entonces, desde aquel nefasto 12 de Octubre, estas tierras que no se llamaban América, pero si tenía nombre (El pueblo Kuna de las actuales Panamá y Colombia la llamaba, por ejemplo, Abya Yala –tierra en florecimiento–, expresión que hoy ha sido adoptada por muchas naciones indígenas) comenzó una transformación que abarcó la cultura, los recursos, el paisaje, los modos y el futuro.

Antes de la llegada de Colon éste era un continente maravilloso donde los hombres vivían en libertad y en armonía con la naturaleza. Pueblos como los arahuacos, que les ofrecieron a los españoles toda su amistad, porque para decir amigo decían “mi otro corazón”, y al arco iris lo llamaban “serpiente de collares de colores”. Pero claro, ni Colón ni sus secuaces eran propicios a la poesía y no dudaron en esclavizarlos para buscar oro en nombre del Papa y los Reyes Católicos. En treinta años la población de las Antillas fue exterminada por los invasores empachados de codicia.

ecd1622feNo solo eso, sino que la llegada de los europeos implicó la introducción en América de los secuestros extorsivos. El asesino Hernán Cortés secuestró y mató a Moctezuma a pesar de que los aztecas pagaron un rescate de toneladas de oro y plata. Misma acción repetiría su compañero Pizarro con Atahualpa en el Perú.

La conquista le costó a América 80 millones de vidas que quedaron en las minas, en los obrajes, en las haciendas, para enriquecer al reino de España y a los banqueros europeos.

Por supuesto que la “paz” del lado de los pueblos originarios tuvo su punto límite, y adoptaron la resistencia. Heroica. Genuina. No dudaron en domesticar los caballos que trajeron los propios colonizadores. Y aquella rebelión tuvo algunos gestos epopéyicos, como los vividos por Túpac Amaru y sus ejércitos libertadores, que les metieron miedo a los conquistadores y los obligó a cambiar su política de explotación y genocidio.

Existen todavía, míseros argumentos que intentan “justificar” la conquista de América. Refieren así a la “necesidad” de expansión de las potencias europeas, de la búsqueda de nuevas tierras, de la voluntad de expandir su fe. Pero la pregunta es inexorable ¿Estas “necesidades” justifican acaso el genocidio y la imposición de diferentes modos de producción y diferente cultura?

Acaso el viejo concepto de “Nuevo Mundo” merece su revisión. O su redefinición, tal como explica el ensayista, historiador, diplomático y político colombiano Germán Arciniegas: “Todo, hasta el paisaje ha cambiado, los indios han conocido los caballos, hierro, pólvora, frailes, el idioma español, el nombre de Jesucristo, vidrio, cascabeles, horcas, carabelas, cerdos, gallinas, asnos, mulas, azúcar, vino, trigo, negros de África, gentes con barbas, zapatos, papel, letras. Los caciques se acabaron colgados en las horcas. Nació una ciudad de piedra. La isla es para los indios un nuevo mundo. Más nuevo para ellos que para los españoles”.

chiste-sobre-la-conquista-espanola-de-america_456033
Gentileza http://www.h-catalan.blogspot.com.ar

Según estadísticas de UNICEF En América Latina existen actualmente 522 pueblos indígenas que van desde la Patagonia y la Isla de Pascua y Patagonia, hasta Oasisamérica en el norte de México.

Brasil es el que tiene más diversidad de pueblos indígenas con 241, que representan una población de 734.127 personas. Colombia, con 83 (1.392.623 habitantes) es el segundo país con más cantidad de pueblos, seguido por México con 67 (9.504.184 personas) y por Perú, que tiene 43 pueblos distintos que representan 3.919.314 habitantes sobre el total de la población peruana. En el otro extremo se encuentran El Salvador, que tiene 3 pueblos indígenas (13.310 personas), Belice con 4 (38.562 habitantes) y Surinam con 5 (6.601 personas). En el caso del Caribe insular, como Antigua y Barbuda, Trinidad y Tobago, Dominica y Santa Lucía, hay pocos datos sobre la supervivencia de pueblos nativos pero existen reivindicaciones de identidad indígena en el ámbito local.

Por otra parte, Bolivia, Guatemala y Belice destacan por ser los países donde los indígenas representan porcentajes más altos sobre la población total, con el 66,2%, el 39,9% y el 16,6% respectivamente. En cambio, países como El Salvador, Brasil, Argentina, Costa Rica, Paraguay y Venezuela registran un bajo porcentaje de población indígena (entre 0,2% y 2,3%).

Destacan cinco pueblos con varios millones de personas como los Quechua, Nahua, Aymara, Maya yucateco y Ki’che’, y seis, los Mapuche, Maya qeqchí, Kaqchikel, Mam, Mixteco y Otomí, con poblaciones entre medio y un millón de habitantes.

Ellos aun resisten, de pie. En la lucha eterna. Es por ellos entonces, porque son legítimos habitantes de estas tierras, menester replantearse un cambio en la forma de leer esta parte de la historia.

Acaso, por respeto y en homenaje, a la violenta forma de cómo sus antecesores fueron desbastados de sus tierras, del saqueo, la invasión y los asesinatos, deberíamos no solo dejar de lado el término “Día de la Raza”, incluso desistir al reciente eufemismo “Día de la Diversidad Cultural”. Abandonar de cuajo el nefasto 12/10 y empezar a conmemorar el 11 de Octubre  como el “Ultimo día en Libertad de Nuestros Pueblos Originarios”. Abordar el tema desde los Estados, sancionar y aprobar las leyes necesarias para que los miles de tierras que le corresponden le sean devueltas. Para que se respete su identidad. Sus legítimos derechos. Su inclusión. Su cultura. Comenzar a reeducar a las nuevas generaciones para que no cometan nuestros mismos errores.

Rescatar, de una vez por todas, una de sus miles de enseñanzas, y enseñar a nuestros hijos como hicieron ellos, a cuidar y querer nuestra tierra, porque como reza un viejo proverbio mapuche”nadie es dueño de la tierra, la recibe en préstamo cuando nace y la debe devolver a la naturaleza más próspera y fértil cuando se va”.

Editorial

ARGENTINA – FMI: El “Remake” de una vieja historia.

by @jotaposta

Tras diez años de ausencia la Argentina vuelve a recibir la visita del Fondo Monetario Internacional. Una comitiva del Organismo arribo días atrás, con el objetivo de iniciar una “ronda de reuniones” que culminarán con la incorporación de Argentina en el Artículo IV del organismo de crédito.

Esto implica que especialistas del Fondo  supervisarán las cuentas públicas del Gobierno y la situación económica en reuniones con funcionarios, integrantes del sector privado, legisladores y organizaciones civiles.

El FMI comienza entonces una nueva y turbulenta trama de una historia que lleva años. Un repaso de esta relación, con idas y vueltas, puede resultar interesante para entender  el presente y vislumbrar el futuro.

El génesis del Fondo transcurre tras el  desembarco aliado en Normandía, durante la Segunda Guerra Mundial, en 1944, en la llamada Conferencia de Bretton Woods. La “neutralidad” del país, en aquel conflicto bélico, no lo hizo partícipe de aquel momento. Por ende, la Argentina, recién se incorporaría el 20 de julio de 1956 como miembro número 59.

Desde entonces, pasaron  tanto Gobiernos civiles como  militares y todos, sin excepción, recurrieron a sus préstamos con diferentes argumentos.  Economía y FMI son cuasi sinónimos desde aquella época.

Durante los primeros periodos (que abarcan hasta fines de la década del 60 y principios de los 70) tanto el País como el resto de América Latina comienzan a sufrir un problema de endeudamiento crónico. Entonces las relaciones con el Fondo eran de carácter coyuntural, cuando había un desequilibrio de corto plazo o un desbalance de pagos.

El General Perón, recuerda que al momento de asumir la presidencia (en 1946) el primer funcionario en llegar al país fue el presidente del FMI, con directas intenciones de que Argentina se uniera al organismo. El líder de las masas populares tuvo una definición concreta para aquel momento “”se trataba de un nuevo engendro putativo del imperialismo”.

Fue el gobierno encabezado por el general Pedro Aramburu, en 1956, quien puso finalmente la firma, recibiendo un primer préstamo que daría inicio a una cadena que no se detrendia en cinco décadas.

Las razones fueron siempre disímiles y los resultados persistentemente los mismos. En 1958 se  firmó un nuevo acuerdo para sostener un plan antiinflacionario; en 1959 para apoyar la balanza de pagos; y en los años 60, 61 y 62 para aumentar las reservas internacionales.

La llegada al poder de Arturo Illia (1963) vino con otro acuerdo “bajo el brazo”, esta vez se recurrió al Fondo bajo pretexto de contener la inflación. Misma excusa utilizaron los militares que lo derrocarían tres años más tarde.

Durante el último periodo de Perón en la Casa Rosada, se cancelaron obligaciones anticipadas, aunque un par de años más tarde, con la sangrienta Dictadura Militar que azoto el  país entre 1976-1982, se firmaron nuevos acuerdos.

Inversamente proporcional a la desaparición de la faz de la tierra de miles de argentinos, la Deuda Externa crecía a pasos agigantados. Llegó a superar los 40 mil millones de dólares. Un detalle más: los mismos banqueros que por entonces prestaban el dinero, se lo llevaban a través de sus negocios y asociados. La fuga de capitales acabó con las reservas internacionales y el país entró en una virtual cesación de pagos.

En 1982, en coincidencia con la Guerra de Malvinas, México entra en intermisión de pagos externos y se empieza a vislumbrar una inexorable crisis financiera regional.

Desbastada y derrocada, moral y económicamente, la Argentina pierde toda posibilidad de solvencia monetaria y queda supeditada a  a los criterios del Fondfmi.jpgo y de los mercados.

La llegada de Ricardo Alfonsín y el advenimiento de la Democracia, en 1983, no tuvo el mismo impacto en lo social que en lo económico. El endeudamiento no se detuvo, así como los pactos firmados y nunca cumplidos con el organismo. El fracaso de los planes Austral (1985) y Primavera (1987) concluyeron en la hiperinflación y la salida anticipada del gobierno del caudillo de la UCR.

Durante la década del ´90, la relación con el FMI fue quizás la más fluida (hasta estos días). En 1991, en el marco del Plan Brady, el por entonces presidente Carlos Menem hizo aprobar la Ley de Convertibilidad, respaldado por un acuerdo con el FMI; Argentina obtuvo también un convencimiento (llamado de “facilidades extendidas”) entre 1992 y 1995.

El país entraba en la nefasta era de las privatizaciones. Aerolíneas, YPF, el Gas, los trenes, entre otros, pas{o del Estado a manos privadas. Más de 300 empresas publicas eran “rematadas” al mejor postor, para el regocijo del FMI y  la comunidad financiera internacional.

Fue el chispazo que inicio el fuego en una mecha que vio su fin en 2001. La Argentina “voló” por los aires, en una de las mayores y más cruenta crisis a nivel socioeconómico de toda su historia.

Pese al acatamiento feroz de aumento de impuestos y los cortes presupuestarios, exigidos por el FMI, nada pudo detener el vendaval que se llevó consigo a los Gobiernos de De la Rua, Adolfo Rodríguez Saa y Eduardo Duhalde. El default, la devaluación y la inflación, contenida en parte por el corralito financiero, marcaron la realidad argentina hasta las elecciones de 2003.

Poco importaban entonces los números que reflejaban  un 57,5% de pobres  y otros 25% en situación de indigencia. Al poderoso FMI ya no le interesaban las “relaciones carnales” con el país del Cono Sur. Sus recetas flaquearon, quedaron desnudas en la inoperancia y la mano fue soltada.

Sería Néstor Kirchner (que asumió en 2013) quien lograría cancelar de un plumazo los 9 mil 500 millones de dólares de la deuda de Argentina con el FMI, en el año 2006.

Finalmente, luego de muchos años, el País recuperaba gobernabilidad y solvencia, con recursos propios, lograba generar excedentes en el balance de pagos permitiendo tomar decisiones macro y micro económicas sin la necesidad de la mirada “experta” del Fondo Monetaria, aquella que paradójicamente la había llevado a la ruina.

Doce años duró el Kirchnerismo en el poder, y esa misma cantidad corresponde a la ausencia fiscalizadora del Organismo en los menesteres domésticos.

La llegada del Presidente Mauricio Macri, la toma de nueva Deuda y el pago a los Fondos Buitres a meses de su gestión, han dado un nuevo giro en materia económica. Bajo el lema de “reinsertarse al mundo” el primer mandatario y su equipo han intensificado las relaciones con los Organismos de Créditos Internacionales. Esto ha implicado la aceptación, por parte del gobierno, para que se vuelvan a realizar auditorías del Fondo Monetario Internacional, al sostener que el país “no tiene nada que ocultar” sobre sus cuentas públicas.

Comienza así entonces, una “remake” de esta añeja relación que, hasta el momento, ha tenido un claro vencedor y los colores de esa bandera no han sido justamente el celeste y blanco.