Agenda Cultural, Efemerides en Detalle, Mundo

El Hundimiento del Belgrano Desde la Otra Vereda

dia4

 

 

by @jotaposta

El primer día de mayo de 1982, el crucero se encontraba rumbo a posiciones de guerra, pero en la mañana del 2 las órdenes fueron cambiantes, llamando a tomar posición de espera, al sur de las islas, fuera del área de exclusión declarada por Gran Bretaña. No obstante ello, el gobierno inglés da órdenes al submarino atómico Conqueror de torpedear y hundir el crucero General Belgrano. En su hundimiento, fallecieron 323 personas, casi la mitad del total de muertos argentinos en la guerra.

El Informe Rattenbach, en su último párrafo, indica: “Al Reino Unido, vencedor de la contienda, le queda hoy el análisis desapasionado de su conducta durante el conflicto (…) De este análisis surgirá, a no dudarlo, el hecho intrínsecamente cruel por innecesario, cual fue el hundimiento del Crucero ARA General Belgrano. Su responsabilidad por este acontecimiento, además de otros de menor cuantía, es insoslayable”.

En esta oportunidad, recordamos la fecha del hundimiento del Crucero con una mirada diferente. Recordaremos como reaccinó y dinfundió la noticia, la prensa de Inglaterra.

Extracto de la crónica de Eduardo Crawley, replicada en Diario La Nación.  

Londres.- El lunes –feriado en Inglaterra- comenzó con la noticia del torpedo del crucero General Belgrano. Una vez más se comprobó el desencuentro informativo. Las primeras versiones periodísticas afirmaban rotundamente que el ataque se había producido fuera de “la zona de exclusión total” declarada por la flota británica. Luego un corresponsal de los tantos que viajan en el portaaviones Hermes produjo una versión contradictoria, pero muy detallada, que ubicaba al General Belgrano justo adentro de esa zona. Hacia el mediodía, el vocero oficial del Ministerio de Defensa declaraba: “Lo único que puedo decir es que el crucero estaba navegando al sur de las Malvinas”.

¿De dónde vino la orden?

A media tarde, el corresponsal sobre el Hermes había acortado dramáticamente su versión, señalando que el General Belgrano “hacía tiempo que había sido avistado navegando justo afuera de la zona de exclusión total”. En Londres comenzó a circular la versión de que la orden de torpedear al crucero no había provenido del comandante de la flota británica, almirante Woodward, sino directamente desde la capital británica. Oficialmente, la acción se explicó señalando que el General Belgrano “representaba una amenaza significativa para la flota”. Ya al anochecer, virtualmente todas las versiones periodísticas afirmaban categóricamente que el ataque se había producido fuera de la “zona de exclusión total”.

Divergencias

En este caso particular, la divergencia entre las distintas versiones revistió una importancia que trasciende el marco de la guerra psicológica. La ubicación precisa del crucero en el momento de ser atacado afecta toda la argumentación jurídica con que Gran Bretaña, en el ámbito internacional, intenta presentar su acción como “autodefensa”. Según las “reglas de juego”, de esta construcción justificativa, Gran Bretaña podría legitimar cualquier acción de fuerza llevada a cabo dentro de la “zona de exclusión total” que ha establecido en torno a lo que ella misma considera parte de su territorio.

Pero esas mismas “reglas de juego” implican que cualquier acción bélica realizada fuera de dicha zona presentaría un pasaje de la “autodefensa” a la guerra lisa y llana. Es de notar que en el ámbito jurídico británico se cuestionó duramente la decisión de establecer una “burbuja” protectora en torno de las unidades de la flota, dentro de la cual se atacaría a cualquier nave o aeronave intrusa. Se señaló con acierto que esta medida, en tiempo de paz, violaba elementales normas internacionales sobre el libre movimiento en alta mar.

Problemas para Pym

El torpedeo del General Belgrano, en este sentido, colocó en una situación embarazosa al canciller Francis Pym, quien en Nueva York acababa de reiterar su tesis de la autodefensa, rematando sus declaraciones con el siguiente pronunciamiento: “Nosotros no queremos llevar a cabo ningún ataque más contra ellos (los argentinos), ni nada por el estilo; sólo queremos que se retiren”.

La nueva tesis de que el crucero General Belgrano “representaba una amenaza significativa para la flota” (recogida rápidamente por Pym, y por el corresponsal que transmitía desde el Hermes) fue lanzada precisamente para abrir una nueva avenida de justificación “compatible” con la noción de “autodefensa”.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

 

 

Fuente: Eduardo Crawley (Especial para La Nación), Diario La Nación, martes 4 de mayo de 1982, pág. 4.
Imagenes de Archivo.
Anuncios
Editorial, Efemerides en Detalle

El Transito, Un Problema de Todos

by @jotaposta

Los fríos números de las estadísticas confirman que, como consecuencia de los accidentes de tránsito, en la Argentina mueren 21 personas por día; durante los últimos 20 años se contabilizaron 150 mil víctimas fatales, solo en 2015 hubo 7.472 muertos en todo el territorio Nacional.

En una atroz metáfora podríamos decir que equivale a una caída de un avión de pasajeros semanal, en la cual mueren unas 130 personas cada vez.

tran5

Quizás la ausencia de “impacto” visual en las tragedias (Se suceden de a una, de a dos, o de a tres) hace que los muertos en accidentes de tránsito no tenga la misma repercusión que los aéreos.

Existe también una tendencia entre los ciudadanos, basados en la trágica cotidianidad de los hechos, que tiende considerar los infortunios terrestres como “lejanos”, creyendo que son cosas que les ocurren “a otros”.  Fácilmente comprobable basta con entender que son pocos los que al subir a un automóvil experimenta el miedo que muchas veces se siente al despegar dentro de un avión.

Pese a que las razones son varias, la principal causa de muertes por accidente en el país es la velocidad. Muchos ciudadanos consideran que no van rápido a 120 Km. /h, cuando a más de 90 Km. /h un vehículo es cada vez menos gobernable. A mayor velocidad, mayor es la distancia que se necesita para detener el vehículo; más graves serán las consecuencias ante cualquier falla mecánica, el reventón de un neumático, una mala maniobra del conductor o cualquier imprevisto que se presente en el camino.

tran4

En las ciudades los motociclistas constituyen otro espectro de riesgo en las calles y rutas.  El exceso de velocidad, la falta de uso del casco protector (la mayoría de las veces se los lleva colgando del brazo), la falta de respeto a las señales de tránsito (semáforos, contramano) son la sumatoria de una lista de muertes y accidentes sobre 2 ruedas.

Otro dato que resulta inquietante: desde la Asociación Civil “Luchemos por la Vida” manifestaron que se registran más muertes por accidentes de tránsito que en manos de delincuentes, pese al alto grado de inseguridad que existe en la actualidad.

tran3

Si nos trasladamos a Latinoamérica, la situación es igualmente alarmante: Este tipo de muerte es la primera en menores de 35 años, y la tercera para las que se encuentran entre los 30 y 44 años de edad. La inseguridad vial provoca, en la región, cerca de 130.000 muertes al año, unos 6 millones de heridos y centenares de miles de personas con alguna discapacidad.

Por último, a nivel mundial durante el último cuarto de siglo, países como Suecia, Holanda o Estados Unidos han reducido los decesos por estas causas entre un 30 y un 60%. Incluso España, que tiene una idiosincrasia similar a estas latitudes ha logrado un declive en sus estadísticas del 81%.

tran2

La pregunta es entonces ¿En que se falla para no poder lograr avanzar ante este longevo y nefasto problema?

Como en casi todos los niveles donde las dificultades parecen no tener soluciones, los factores causantes de éstas son varios.

En principio es notable la falta de política de seguridad vial. Los controles en rutas o calles no son los suficientemente efectivos, y aun menos las sanciones impuestas.

Existe un grado de impunidad que lleva al pensamiento de “no pasa nada” y genera así un círculo vicioso dificultoso de abolir.  Los semáforos no se respetan, los cinturones de seguridad casi no se usan, los cascos con los motociclistas escasean, se exceden los límites de la velocidad y en casos severos todavía aun existe quienes conducen luego de haber ingerido algún tipo de bebida alcohólica.

tran1

Sucede, como en otros casos, que si el ciudadano promedio es consultado a nivel general está  de acuerdo con las multas económicas, el sistema de puntuación en el registro de conducir y los controles de alcoholemia. Pero cuando pasamos de lo macro a lo micro, la situación cambia. Al momento de pagar uno la multa, hace todo para evitarlo.  Incluso realiza acciones que van contra las normas viales: Esquiva los controles policiales, estaciona donde no debe, pasa semáforos en amarillo, evita el uso del casco, revisa el celular al conducir, cruza la calle a mitad de cuadra y no por la senda peatonal, se superan autos en rutas o autopistas durante un curva y un largo de etcéteras que hacen compleja la situación.

Bajar los altos porcentajes de muertes depende entonces, principalmente, de un factor primordial: empezar a respetar la ley. Concientizarse y trabajar desde lo individual, para que naturalmente se produzca un contagio general.  Usar los cinturones, que los chicos viajen en sillas especiales, respetar señalización, velocidades, usar cascos, dar prioridad a peatones, cruzar calles y avenidas por los lugares correspondientes, son los aspectos que se deben corregir para poder dejar de lamentar muertes innecesarias.

transito

En el marco del Día Internacional de Victimas de Transito, es menester que reflexionemos sobre estos nefastos números de nuestra realidad, y lo sencillo que puede ser el revertir esta situación si todos, en conjunto, tomamos conciencia y desde nuestro día a día, actuamos en consecuencia.  Porque como dicen el viejo proverbio “si se puede evitar, no es un accidente”.

Efemerides en Detalle

¿QUES ES PARA UN ARGENTINO LA TRADICION?

by @jotaposta

Hoy se celebra el “Día de la Tradición”.  El periodista, diplomático, estadista colombiano y dos veces Presidente de ese país, Alberto Lleras Camargo, consideraba sabiamente que un “Un pueblo sin tradición es un pueblo sin porvenir”.humor-adictamente-18

Pero sucede que para quienes habitamos en este vasto territorio del Cono Sur del planeta, desde el siglo XIX cuando los barcos europeos se apostaban en el puerto y torrentes de inmigrantes descendían para, más tarde, emprender una mezcla rara de culturas, se nos resulta complejo poder diseñar una identidad, una cultura natural, una única tradición.

Porque esa mezcolanza de mestizos, italianos y españoles dio origen a múltiples facetas, que permitió al extranjero relacionarnos con el gaucho, pero también con el malevo, el guapo, el porteño que “las sabe lungas” o el “argento” engreído de los últimos tiempos.

Es que ser argentino es ser todo eso junto. Es el mate con tortas fritas el día de lluvia. La pasta de la abuela los domingos, para dejar espacio al Fútbol luego. Y si hablamos de tribunas hablamos de Clemente y enseguida nos asemejamos a Malfalda. Es Gardel y al mismo tiempo es folklore o cumbia. Es asado con ensalada pero acaso también es milanesa con puré.

Porque el “ser” arcivilizacion2gentino es algo difícil de expresar con un sólo termino. Presenta en sus genes una mixtura de virtudes y defectos contradictorios que imposibilitan una descripción exacta. Ahí tenemos, por ejemplo, a simple vista la Avenida 9 de Julio, por caso, para presumir cuando comentamos que (otrora y pre diseño del “Metrobus”) era  la más ancha del mundo y a su vez para sufrirla un lunes por la mañana, aun, con su tráfico incorregible.

Así somos, discordantes. Cuando nos referimos a él (perdón, a Él con mayúscula) Pelusa, el Diego, un pasaporte abierto en cada país que asistimos, genio incomparable que se reinventa en cada instantánea de ése el mejor de todos los goles en un Mundial.  O Maradona, a secas, al verlo fuera de las canchas por un error, que nos avergüenza (cuando nos convertimos en el argentino hipócrita), que no merece perdón (cuando nos creemos juez y verdugo de todos) y que compadecimos (cuando aflora el argentino solidario).palito-de-abolir-ideologias
Y que decir de Messi, la pulga que nos enorgullece cuando el mundo se arrodilla a sus pies, en cada una de sus gambetas, o sus goles. O el Messi que al que “consideramos” español cuasi traidor, cuando aflora el argentino exitista y le pedimos que mejor se “quede en el Barcelona” si no nos va a “regalar” un Mundial con la celeste y Blanca. Así de cambiantes, de sentimientos encontrados, de esquizofrénicos incorregibles somos.

Mezcla rara engloba ese “ser” nacional. Ese patriotismo que brota en situaciones tan diferentes como inesperadas. Aquel que nos aglomeró en la Plaza de Mayo cuando escuchamos el “si quieren venir que vengan, le daremos batalla” y el mismo que desaparece, apenado, con el “Nunca Más” en los labios de un acongojado Sábato.

Porque estamos acostumbrados a sufrir varios golpes bajos en nuestra historia, es que somos un poco “todo terreno” y en cada lugar del mundo donde nos encontremos, siempre sabemos “zafar”. ¿Cómo no hacerlo? Si sabemos de Tablitas, de “deme dos”, de “descamisados” o Plan Austral. Si tuvimos hiperinflación, recesión, convertibilidad y corralito.

clarin-videla-ernestina-papel-prensaEs complejo identificarnos, porque somos demasiados variables. Somos un poco Martín Fierro y al unísono “Civilización y Barbarie”. Nos sentimos identificados con San Martín, Evita o el Che, pero reconocemos rasgos propios en Inodoro Pereyra, Isidoro Cañones o el inolvidable “No vamo´a trabajar” de Rodolfo Zapata.

¿Cómo vamos a pretender entrar en una estructura lógica de razonamiento si confluyen en nuestra sociedad antinomias que no se dan en otro punto del orbe? Si somos los mismos que ponemos, indignados, en nuestra redes sociales las fotos de los niños que mueren producto de la atroz crisis de inmigrantes que azota Europa, y por lo bajo nos quejamos con la vecina de que los nenes de países limítrofes vienen “a curarse gratis en nuestros hospitales”.

Porque ser argentino es algo que la razón no entiende. Quizás por eso es tan complicado entender que festejamos cada  10 de Noviembre cuando hablamos de “Tradición”. Porque tenemos mucho, de lo bueno y de lo malo. Porque descendemos de tantas culturas que no existe una sola costumbre. Porque como decía el periodista y escritor Raúl González Tuñón ‘ser argentino es una manera de ser universal’.

Efemerides en Detalle

La Historia que no nos Contaron: “El Proyecto Inca”

by @jotaposta

lahistorialogo2

Una vez mas “Jota Posta” se encasilla por los rieles de la historia. Repasando desde una visión diferente aquello que estamos acostumbrados a oir desde pequeños.

Secretos, anécdotas, héroes humanizados, y esa “otra mitad” de la historia que merece ser descubiertas, para entender lo que paso, comprender lo que nos pasa y quizás, analizar lo que nos puede llegar a suceder.

En esta oportunidad repasaremos un detalle poco conocido de la gesta independentista. ¿Qué soñaban Moreno, Belgrano y San Martin en aquel lejano Tucumán? ¿Hasta dónde llegaba esa idea de “Patria Grande”? ¿Qué tan cerca de los actuales líderes están sus pensamientos? ¿Sentían pesar de “desprender” a la patria de las “cadenas” españolas?.

Viajemos dos siglos atrás. Corría el 9 de Julio de 1816 y con el objetivo de declarar la emancipación de las provincias unidas del Río de la Plata, no solo respecto de Fernando Vll , sino también de sus sucesores, la metrópoli y toda nación extranjera, se congregaron en la famosa casa cedida por Doña Francisca Bazán de Laguna, en Tucumán, diputados de todas las provincias , con excepción del litoral y de la banda oriental (actual Uruguay).

Si bien por entonces no se llegó a un acuerdo para dictar una Constitución, los congresales, no sin antes formular arduos discursos, declararon lo que se presuponía como la Independencia de nuestro territorio.

De esta forma el Congreso Constituyente allí reunido creía dar fin al ciclo iniciado en mayo de 1810.

Pero existe un hecho que la Historia Oficial resguarda con cierto recelo, una arista que invoca una perspectiva diferente, una nueva mirada que permite un instante de reflexión y reaviva la pregunta fundamental: ¿La revolución pudo finalmente concretar nuestra soberanía?.

Entre las más diversas propuestas en cuanto al sistema de Gobierno por adoptar, el 6 de Julio, el General Manuel Belgrano promulgaba en voz alta su idea: el proyecto denominado como “El Rey Inca”.

Refería a la restitución de la Monarquía Inca, objetivo que tenia por fin, entre otros, devolver el poder americano a los dueños originarios y legítimos del mismo: los indios americanos y a la cultura más importante producida en Sur América hasta hoy; los Incas, los constructores del Incario.

Pocos conocen el Congreso aprobaría esta medida “’por aclamación’”, pero por mayoría simple y no por los dos tercios necesarios, debido al fuerte boicot de los diputados porteños que no podían concebir tan extravagante idea.

Aquel paradigma, apoyado principalmente por otros dos grandes idealistas, el General José de San Martín y Martín Miguel de Güemes, presentaba un plan político, que tenía su filiación histórica, y que encontraba así eco en las poblaciones indígenas. La revolución americana, radical en sus propósitos y orgánicamente democrática por la índole misma de los pueblos, fue no sólo una insurrección de las colonias hispanoamericanas contra su metrópoli sino principalmente de la raza criolla contra la raza española.

La propuesta del Rey Inca encierra la idea de la nación continental que Mayo había alumbrado en el Plan Revolucionario de Moreno, que Castelli intentó con su marcha al Norte. Retomado luego por la Logia Lautaro en la Revolución de octubre de 1812 -San Martín, Guido, Manuel Moreno, Monteagudo- que depuso al contrarrevolucionario Primer Triunvirato.

Bajo una organización constitucional, con una cámara vitalicia de Caciques y otra de diputados electos, se resolvería también el dilema que cargaría de manera insoluble la Revolución Americana: la distribución igualitaria y democrática de la tierra.

Finalmente Buenos Aires logrará destruir el proyecto trayendo el Congreso a Buenos Aires, substituyendo la voluntad de algunos diputados y reemplazando a los que no querían alterar su opinión.

Plantear la historia desde los indios es un hecho fuertemente subversivo. Es plantear la historia desde los malditos, desde el abajo. Desde los más pobres, los mayoritarios, la plebe más plebe. La emancipación con el pueblo que había, no con otro traído de Europa.

Quizás fue mucho la idea “Un Indio en el trono”. Tal vez por ello el sueño de una Patria Grande fuera tratado como un “disparate”, de “poca seria”, de “ilusa”, en definitiva un absurdo del Gran General.

Será por eso entonces que nuestra revolución haya sido, en algún punto, inconclusa, vaciada de contenido, transformada en una nueva dominación imperial, primero británica y luego norteamericana.

A doscientos años de aquella gesta, es menester permitirse un análisis un tanto más profundo que permita comprender que, tal vez, la segunda emancipación sea una asignatura pendiente en honor aquellos idealistas, a los Túpac Amaru, los San Martín, los Bolívar o los Belgrano, pero acaso también por los Martí, los Ugarte, los Allende o los Guevara.

Efemerides en Detalle

Un dia como hoy, hace 34 años, Inglaterra hundía el Gral. Belgrano…

by @jotaposta

El 2 de mayo de 1982, un mes después de que la Argentina tomara posesión de las Islas Malvinas – territorio usurpado por los ingleses en 1833- el crucero General Belgrano recibió un ataque con torpedos de un submarino británico, mientras navegaba fuera de la zona de exclusión que Gran Bretaña había fijado. No tardaría en hundirse ocasionando la muerte de 368 tripulantes. A modo de homenaje a aquellos soldados que dejaron su vida en las heladas aguas del sur, “JotaPosta” los convida con este video que acompaña una linda copla dedicada al eterno acorazado argentino…

 

 

belg1.jpg

Efemerides en Detalle

Dia de la Tierra: Un S.O.S que aun no interpretamos

By @jotaposta

Si uno pudiera tener uso de razón a los cuatro o cinco meses de vida podría recordar años más adelante lo que sobrellevó para que lo entendieran.

Hace varios años, nuestro planeta Tierra transcurre por una situación similar. Grita, llora, patalea, se mueve, aúlla y los “grandes” que debieran oírla y atender sus males, hablan de otra cosa, le “hacen ajó”, le muestran tías con verrugas, dibujan el aire con sonajeros, pero ninguno atina en el blanco.

Es interesante como la gente entiende a los perros, aunque no hablen el mismo idioma, o como los latinos escuchan letras de canciones anglosajonas. Rusos, chinos, venezolanos o yanquis saben de petróleo aunque en cada región se diga diferente, pero nadie entiende a un planeta que hace gestos enormes.

Habló hace tiempo, desde siempre. Cuando le extirpaban un pulmón, en las últimas décadas del anterior milenio (1) y creían que le quedaba lindo. Lloró tormentas que los, ahora ausentes, bosques podían haber evitado.

Siguió vociferando desde los polos y cada día grita más y nos “ahoga” en las orillas con su llanto, pero nadie parece oírla.

Hizo un berrinche terrible y devastador allá por diciembre de 2004 (2) en el Océano Índico, y acaso cosecho más tristeza por el escenario destruido, que por el grito de auxilio que gimió.

Cual niño de meses de vida, se suman voces, comentarios, hipótesis: tiene fiebre, debe estar hojeado, es el empacho, la leche le cae mal, necesita un provechito, pero la pobre se esta desgarrando por dentro, pide socorro y nadie parece entenderla.ECOLOGIA

Da manotazos de ahogados, hace caer nieves en lugares impensados (3), y la muchedumbre festeja como si estuviera diciendo las primeras palabras.

Se sacude en lo más profundo de su ser (4) y la gente lo toma como una conducta, aunque terrible, natural. Inevitable.

Cada día que transcurre su pesar se hace más evidente, más tangible. Sequias en el sur, nieve a doquier en el norte. Huracanes en occidente y amenazas de tsunamis en oriente.

Son escasas las voces que pregonan con acierto el problema que nuestro Planeta Tierra intenta explicarnos. Pero sucede que no son muchos, entonces nadie les hace caso. Porque son pocos, porque ven el problema donde la mayoría parece ignorarlos, se pone en jaque la posibilidad de un acierto en sus predicciones.

Y la razón pasan a tenerlas, paradójicamente, los insensatos. Entonces son ellos quienes la medican, con guerras antiterroristas, con invasiones, con amenazas nucleares, con ideales de imperios, porque ( y sin razón alguna) ven que el mal son los que tiene turbantes, o los que tienen petróleo y no lo prestan, o los que dicen tener una “jeringa” mejor y la guardan por si acaso.

Y la Tierra sufre, grita, se desarma, tiembla, se derrite, y ellos ahí, con el antídoto frente a los ojos, pero mirando a Marte.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Referencias

(1) Situación de tala indiscriminada de arboles en las Amazonas. Fuente: Greenpeace

(2) Terremoto en el Océano Índico 2004. Fuente: Enciclopedia Virtual Wikipedia

(3) Nieve caída en Capital Federal y Gran Buenos Aires, el 09/07/2007. Fuente: Archivo Clarín

(4) Terremoto en Ecuador el 16/04/16. Fuente: La Nación

 

 

 

 

publicidad Jotaposta